Noticias

Junio 24, 2020

¿Por qué fue tan letal el ángulo en el que cayó el asteoride que llevó a los dinosaurios a la extinción?

Los científicos están obteniendo una imagen cada vez más clara de por qué el asteroide que golpeó la Tierra hace 66 millones de años fue tan ...

Los científicos están obteniendo una imagen cada vez más clara de por qué el asteroide que golpeó la Tierra hace 66 millones de años fue tan catastrófico. El objeto espacial, que eliminó el 75% de las especies, incluidos los dinosaurios, golpeó en el peor lugar posible del planeta y, según una nueva investigación, el ángulo de su trayectoria lo hizo más letal. Las investigaciones en el sitio del cráter, junto con las simulaciones por computadora, sugieren que el golpe contra la corteza terrestre se dio con una inclinación de hasta 60 grados. Esto desencadenó consecuencias climáticas más graves.

Sabemos que las rocas que los científicos buscan, hoy esparcidas en lo que ahora es el golfo de México, contenían enormes volúmenes de azufre del yeso mineral. Cuando este material se dispersó hacia la atmósfera y se mezcló con vapor de agua, produjo un "invierno global". Y el ángulo del impacto aseguró que esta crisis ambiental fuera intensa y prolongada.

"De 45 a 60 grados, el impacto es muy eficiente para vaporizar y expulsar escombros a gran altitud. Si el impacto se produce en ángulos más pronunciados, o menos, la cantidad de material que llega a la atmósfera puede tener efectos de cambio climático significativamente menores", explicó el profesor Gareth Collins, del Imperial College de Londres.

"Es evidente que la naturaleza del lugar donde ocurrió este evento, junto con el ángulo de impacto, creó una tormenta perfecta", dijo a la BBC.

La mayoría de la vida vegetal y animal en la Tierra sucumbió a las condiciones extremas.

El trabajo del profesor Collins y sus colegas fue publicado en la revista Nature Communications.

El estudio del cráter

El profesor Collins es parte de un equipo internacional que ha estado estudiando la anatomía del cráter asociado con la calamitosa caída de asteroides.

Hoy, esta estructura de 200 km de ancho se ubica debajo de la península de Yucatán, en México, con sus porciones centrales mejor conservadas a poca distancia del puerto de Chicxulub.

Es difícil comprender la escala de las fuerzas que lo produjeron.

La roca, que se cree que tuvo unos 12 km de diámetro, perforó un agujero de manera instantánea en la corteza el cual probablemente tenía unos 30 km de profundidad.

Cuando las rocas liquidas en la base de este cuenco se recuperaron, crearon en solo unos minutos una montaña que era más alta que el Everest. Sin embargo, esto no duró y volvió para dejar un prominente anillo interior de colinas o picos.

Lo interesante, desde la perspectiva del profesor Collins, es la asimetría que se creó en la estructura Chicxulub.

El investigador de Imperial Collage London realizó varias simulaciones en el Centro de Computación de Alto Rendimiento (DiRAC) del Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología del Reino Unido (STFC).

La única forma en que puede reproducir la geometría es haciendo que el asteroide venga del noreste y golpee la Tierra en un ángulo de aproximadamente 60 grados.

"Si ejecutas el modelo en diferentes ángulos de impacto, a 30 grados y a 45 grados, por ejemplo, no puedes igualar las observaciones", explicó Collins.

Su colega y coautora del estudio, la profesora Joanna Morgan, agregó: "Conocer la dirección del impacto significa que ahora sabemos qué parte del sitio del impacto fue objeto de las mayores presiones de choque".

Y el profesor Sean Gulick, de la Universidad de Texas en Austin, EE.UU., le dijo a la BBC: "Este nuevo modelo proporciona una respuesta clara al ángulo y la dirección del impacto que en gran medida resuelve un debate de larga duración sobre lo que fue la gama baja del impacto.

"También es crítico que un ángulo de 60 grados esté en el rango de las peores opciones para inyectar grandes volúmenes de rocas ricas en azufre vaporizadas y expulsarlas a la atmósfera. Por lo tanto, estos resultados son fundamentales para comprender los posibles mecanismos de muerte", explicó el coautor.

Gulick y Morgan encabezaron la expedición que perforó el Cráter Chicxulub en 2016 para recuperar algunas de sus rocas para un análisis.

Se realizará un estudio sísmico de de alta resolución a fines de este verano que proporcionará una vista 3D mejorada de la estructura.

Fuente: bbc mundo
Compartir:
Junio 18, 2020
Noticia anterior

Por primera vez detectan una potente emisión de radio dentro de nuestra propia galaxia

Por primera vez desde que fueran descubiertos en 2007, los científicos han podido detectar un estallido rápido de radio (FRB por sus siglas en ... Ver más